Guía práctica para el mantenimiento de tu BMW

A cualquiera le gusta tener el coche reluciente, con una pintura perfecta y ni hablar de que en un funcionamiento óptimo. Pero la cosa es que los coches no se mantienen nuevos de paquete por sí solos; sino que para esto tenemos que hacerles constante mantenimiento y tener especial cuidado, aún más cuando  la carrocería empieza a deteriorarse.

Entre estos cuidado está el cambio del aceite en los plazos, seguir una serie de consejos para no castigar al motor, pautas que hagan que la pintura exterior se mantenga en un estado óptimo, etc. Además que también existen numerosos factores que pueden provocar daños que a primera vista no son visibles, pero que con el paso del tiempo se convierten en daños importantes.

Para ayudarte a mantener tu coche a punto, Talleres Paiz, especialistas en el mantenimiento de BMW, te brindan una guía práctica con algunos consejos para cuidar tu automóvil.

Consumo de aceite

Todo motor de combustión interna genera un consumo de aceite normal como parte de su diseño y principio de funcionamiento. Los parámetros de consumo varían dependiendo de diversas variables como: cilindrada del motor, nivel de potencia, hábitos de conducción, calidad del aceite, mantenimiento puntual, entre otros.

Durante los primeros kilómetros es probable que se presente un mayor consumo de aceite debido al período de adaptación de las piezas móviles. Sin embargo, los valores máximos de consumo están definidos por el Departamento Técnico BMW y son:

• Sedanes, SUV, compactos: hasta 0.7 litros por cada 1 000 kilómetros.

• BMW M: hasta 1.5 litros por cada 1 000 kilómetros.

De cualquier manera se recomienda respetar el «Programa de Rodaje» especificado por fábrica.

Cuidado de los frenos

Durante los primeros kilómetros de conducción, al igual como sucede con las piezas del motor, es importante permitirle al sistema de frenos un período de rodaje a fin de obtener el mayor desempeño y confort. Por ejemplo, los discos y pastillas lograrán su máximo desempeño luego de los primeros 500 kilómetros de recorrido. Por ello se recomienda evitar frenadas bruscas en la medida de lo posible.

Además, al manejar de forma moderada logramos la mayor vida útil de los componentes y evitamos el desgaste prematuro, chirridos molestos y/o trepidaciones.

Cuidado de los neumáticos

Por motivos técnicos de fabricación, los neumáticos nuevos logran sus máximas prestaciones luego de algunos kilómetros de uso. Por eso, al igual que en el punto anterior, se recomienda conducir de manera moderada durante este período; hasta que después de los 300 kilómetros de recorrido logren máximo desempeño.

Adicionalmente, se debe cuidar los siguiente:

  • Los vehículos BMW cuentan con neumáticos del tipo Runflat (excepto BMW «M»). Este tipo de neumáticos son reforzados y le permiten conducir, en caso de avería, por un máximo de 80 kilómetros e incluso completamente desinflados, pero no excediendo los 80 km/h.
  • Los vehículos de la BMW «M» cuentan con un kit de reparación temporal con el que se puede aplicar un sellador líquido dentro del neumático para sellar la fuga de aire y recuperar la capacidad de rodadura. En este caso es igualmente importante no exceder los 80 km/h de velocidad.
  • Si bien los autos BMW cuentan con un sistema de monitoreo de presión automático (RPA), es importante recordar que solo sirve de manera referencial y no reemplaza el buen hábito de verificar manualmente la presión cada 15 días. Para ello, te recomendamos utilizar un medidor de presión digital BMW.
  • En caso requieras nivelar la presión de los neumáticos de tu BMW, los valores correctos los podrás encontrar en una etiqueta ubicada en el marco de la puerta del conductor.

Limpieza de vehículo

Aunque un BMW está fabricado bajo los estándares más elevados de calidad; existen condiciones externas que podrían afectar la estética del vehículo. Por lo mismo, para mantenerlo en perfectas condiciones, debes:

  • Retirar con regularidad las partículas extrañas que caen en él, como ramas u hojas.
  • Prestar especial atención a la resina desprendida de los árboles y a los excrementos de las aves.
  • Realizar un lavado con regularidad a tu BMW siguiendo los siguientes cuidados:
  • Si aplicas un lavado a presión (hidrolavadora), asegúrate de no emplear agua a una temperatura superior a 60 °C.
  • Mantener una distancia mínima de 30 cm entre la pistola a presión y componentes como sensores, cámaras y juntas para no dañarlos.

  • Igualmente, en caso de contar con techo de vidrio, mantener la pistola a presión a una distancia no menor a 80 cm.

  • Luego de lavar tu BMW, conduce y frena brevemente para propiciar un pronto secado de los frenos, de lo contrario puede reducirse brevemente el efecto de frenado. Además que así ayudarás a que los discos y pastillas se sequen muy pronto y los protegerás contra la corrosión.

Mantenimiento

Tu BMW cuenta con un sistema automatizado de alerta para avisarte que necesita mantenimiento al cual se le conoce por el nombre de «Mantenimiento Basado en Condición» (CBS por sus siglas en inglés).

Por medio del uso de diversos sensores y algoritmos, el sistema CBS determina la necesidad de mantenimiento y te avisa con la debida anticipación. De esta manera, te permite programar su próxima visita a taller de manera oportuna y con total comodidad.


Recuerda que es importante que lleves tu BMW al taller para su mantenimiento, ya que solo así es que puedes permitirle su funcionamiento óptimo, además de poder disfrutar de las prestaciones de tu vehículo, el confort y la seguridad en conducción. Asimismo, es un requisito primordial para evitar invalidar la garantía.

Combustible

Debido a la alta tecnología, condiciones de trabajo de los inyectores de combustible BMW y para evitar daños en la bomba de combustible, se recomienda mantener siempre el tanque de combustible como mínimo en una cuarta parte de su capacidad.

Una ventaja es que BMW cuenta con aditivos de combustible, que se utilizan para la conservación interior de los componentes del sistema de inyección y mejorar la calidad del combustible.

Sistema de acondicionado

Para mantener en perfecto estado el funcionamiento del sistema de aire acondicionado de tu BMW y prolongar su vida útil, debes apagar el aire acondicionado unos 5 minutos antes de finalizar la marcha y utilizar el aire forzado. Esto para que se sequen los ductos internos, así como otros componentes del sistema del aire acondicionado y se evite la generación de algún olor desagradable (moho) cuando se vuelva a encender.

Por otro lado también se recomienda reemplazar el microfiltro una vez al año o cuando sea solicitado por el “CBS”.

BMW cuenta con una línea de productos especialmente creados para el cuidado del sistema de aire acondicionado, por lo que te recomendamos visitar tu agente autorizado más cercano y consultar la línea de productos para asegurarte de contar con todas las herramientas para el adecuado cuidado del sistema.

Consejos para cuidar la pintura

A nivel de apariencia, también es muy importante el estado de la pintura de nuestro coche. Todos queremos una pintura limpia y brillante, que no se vea descuidada o agrietada.

Para lograrlo debemos seguir los siguientes consejos:

  • Lavar el coche una vez a la semana. Lavar el coche no solo ayuda a la limpieza y mantenimiento del coche, sino que es clave para  mantener la pintura de nuestro BMW. La carrocería es una auténtica aspiradora de todo tipo de residuos nocivos: polvo, barro, excrementos de aves, resina de los árboles, alquitrán, los fundentes que se esparcen en las carreteras en invierno… Así, todo esto acaba afectando el exterior del vehículo yprovocando un daño en su pintura si no se retira a tiempo, por medio del correspondiente lavado. Eso sí, siempre es mejor si lo haces de forma manual y no en túneles de lavado.
  • Proteger el coche del sol y no aparcar debajo de un árbol. El sol es uno de los grandes enemigos de la pintura de tu BMW, ya que una exposición prolongada puede tener efectos perjudiciales, en especial en los coches de color azul, rojo, naranja o amarillo. Del mismo modo, uno de los consejos fundamentales para cuidar la carrocería es no estacionar debajo de un árbol, porque estos  suelen desprender resinas que causan daños y están las aves, cuyos excrementos son muy corrosivos.
  • Reparar lo antes posible cualquier rozadura o rayón. Un golpe en la luna puede desembocar en que se abra por completo. Mientras que en el caso de las rozaduras o rayones en la pintura que, aunque no provoca un efecto tan inmediato, sípueden desencadenar un problema mayor a largo plazo. Si te encuentras en alguna de estas dos situaciones, es fundamental que acudas a un taller autorizado BMW para repararla ya que, de lo contrario, se comenzará a oxidar y el problema será mayor.
  • Pulido y abrillantado. Es recomendable realizar las tareas de pulido y abrillantado de la pintura de tu BMW al menos una vez al año. Así se regenera en profundidad la pintura del coche. Además,  el pulido y abrillantado no es sólo una operación estética, sino también una medida de protección contra los agentes externos.