Antes de viajar en coche…

Antes de viajar en coche, mejor es visitar el taller. Aunque pueda parecer una obviedad, es siempre necesario. De lo contrario, nos pueden suceder problemas que podrían ser fácilmente solucionables.

Algo en lo que muchas veces no caemos  tampoco es en revisar las llaves de nuestro coche, pues imagínate que por lo que sea están flojas y se rompen. ¿Qué harías? Y ya puestos, no te olvides de llevar las de reserva.

El control mecánico del vehículo en el taller correspondiente. Una necesidad.

No hablamos por hablar y en talleresautobabel, como ellos aseguran, llevan años de experiencia recibiendo los agradecimientos de sus clientes por siempre recomendarles la pertinente revisión. Ellos creen que en general en su sector es algo que a veces se olvida, pero los usuarios necesitan más concienciación en este sentido.

Recomendaciones prácticas antes de comenzar el viaje

Como decíamos antes, las llaves con control remoto deben ser revisadas, además comprobar que funcionan bien y adquirir las baterías para su recarga siempre es importante, pues vamos a disfrutar tranquilamente de nuestras vacaciones. Controlar cómo se encuentran las ruedas del automóvil es importante y así no tendremos que lamentar percances en este sentido.

La verificación de que tenemos el duplicado de la llave de nuestro coche es algo importante, en especial cuando hay pérdidas o estamos fuera del hogar varios días.

La seguridad de los coches precisa de una puesta a punto y la preceptiva revisión en nuestro taller mecánico antes de comenzar los viajes. Si se hace un mantenimiento en su momento debido mejorarán las condiciones del coche y se garantizarán situaciones que no se desean. En este sentido, los puntos de mayor importante para saber que el coche funciona bien son los siguientes:

  1. Comprobación de las posiciones de las luces
  2. Control de la presión que tienen las ruedas
  3. Revisión del nivel de aceite
  4. Verificación del anticongelante
  5. Control del líquido de nuestro limpiaparabrisas
  6. Revisión de los filtros
  7. Los elementos auxiliares deben encontrarse en magnífico estado
  8. Añadir líquido de frenos

Un coche en perfecto estado significa seguridad para el conductor y sus acompañantes.

Algunas medidas de prevención antes de comenzar el viaje

Sea irnos de vacaciones, comenzar viajes cortos o estancias por largo tiempo, van a precisar de una serie de cuidados, como los anteriormente dichos. Somos conscientes que muchas de estas cosas, no siempre se revisan durante la mayor parte del año y si se hace es muy de pasada, por lo que hay que ponerse a ello más a menudo, algo que siempre es importante y básico para poder emprender la marcha con la mayor seguridad posible.

La mayoría de los fabricantes lo que hacen es recomendar que se haga un control total en los talleres oficiales de la marca, pues son ellos los que tienen la totalidad de repuestos y el personal especializado para hacer toda clase de reparaciones. El caso es que el reconocimiento en los niveles mínimo y máximo en muchas mediciones es bastante fácil, pero es muy necesario cuidar el motor y los componentes a nivel de electrónica.

La puesta a punto de nuestro coche como podemos ver es algo que no hay que dejar pasar. Mucha gente piensa que con solo hacer las clásicas revisiones cada ciertos kilómetros es más que suficiente, pero no es así.

Hay puntos como los neumáticos o las luces del vehículo que son vitales en los coches por el gran desgaste que sufren, debiendo modificarse cuando se desgastan. Estos controles incluyen tubo de escape y un control de lo más detalles en el sistema eléctrico del vehículo.

Si vamos a la carretera, no hay que olvidar que los elementos auxiliares que son obligatorios deben incluir, entre otras cosas, los chalecos reflectantes, llave, triángulos de emergencia, rueda de repuesto, gato o llave.

Una vez dicho esto, creemos que ha quedado bastante claro que hay que actualizar siempre que se pueda nuestro coche con los elementos que sean necesarios, de esta forma no sufriremos esas desagradables sorpresas que con frecuencia suelen suceder.

Esperamos que todas estas acciones a tomar sean de utilidad y las interiorices para que sean de cumplimiento en tu mantenimiento del vehículo, pues así es como deben realizarse para que todo vaya perfecto y sin ninguna clase de problema en este sentido.

A nadie le gusta que le falle algo cuando está en marcha o que no pueda emprenderla, algo que puede pasar en cualquier momento, pero se reducirán las posibilidades si nuestro mantenimiento es el correcto porque la mayoría de los elementos vitales del vehículo en cuestión.

Consejos antes de salir de viaje con tu coche

Vacaciones. Qué palabra más mágica. Ahora bien, como todo en la vida, siempre que nos disponemos a ponernos en marcha hay que seguir una serie de consejos y recomendaciones para no llevarnos sustos de última hora. No es la primera vez que un viaje se tiene que posponer o aplazar por culpa de que el coche no se encuentra en condiciones. Y eso, si te pasa en tu lugar de origen se puede asumir, pero si te sucede en el de destino o en el mismo trayecto, el problema puede ser escrito con mayúsculas.

Por eso, de la mano de la Dirección General de Tráfico te vamos a dar una serie de consejos que tienes que tener en cuenta antes de salir de viaje con tu vehículo. Antes de salir de vacaciones, hay que equiparse en consecuencia y tomar una serie de medidas con vistas a evitar cualquier incidencia previsible en carretera.

En el coche  

Revisar el buen estado mecánico y especialmente comprobar los frenos. Para ello vale con acudir a tu taller mecánico de confianza y que le digas que te lo cuide bien que tienes que salir de viaje. Incluso hay empresas como talleres Carmelo en Valladolid donde realizan el servicio de reparación integral del motor, culatas, cambio de neumáticos, estación de diagnosis y reparación eléctrica, distribuciones, bombas de agua y radiadores, embragues, transmisiones, dirección, suspensión y amortiguación, frenos, tubos de escape…todo lo que necesites para dejar tu vehículo en perfecto estado.

 Tienes que comprobar las escobillas y funcionamiento del limpiaparabrisas y luneta térmica. Y por supuesto, no te olvides de comprobar el alumbrado del vehículo, antiniebla y sus reglajes. Son cosas que nunca se toman en cuenta pero que luego a la hora de la verdad, nos pueden servir de mucho.

No nos podemos olvidar de los niveles de líquido de frenos y aceite, así como líquido del limpiaparabrisas. El gran olvidado. No es la primera vez que vas en un coche y el de adelante te envía restos a tu parabrisas. O incluso en un día de lluvia, el no tenerlos habilitados se pueden convertir en todo un problema.

Limpiar el vehículo, cristales, faros, antiniebla, pilotos, retrovisores y reflexivos para ver y ser vistos. Por supuesto, comprobar la presión, dibujo y ranuras (mínimo 1,6 mm) de los neumáticos para asegurar una buena adherencia a la carretera y evitar el deslizamiento. Muchos de los accidentes, como advierten desde la DGT, se deben a que las ruedas no están en condiciones.

Hay que llevar los recambios imprescindibles como pueden ser, la rueda de repuesto a su presión necesaria o kit repara pinchazos y herramientas para su instalación. Y es que nunca se sabe donde podemos encontrar un pinchazo. Un chaleco reflectante de alta visibilidad debidamente homologado, al igual que los dos triángulos homologados de preseñalización de peligro. Y por supuesto, llevar el depósito de combustible lleno, ante cualquier situación será de gran ayuda. Nada de eso de decir “en la próxima la echo”.

En lo personal

Lo anterior es para preparar el coche, pero claro está, el conductor también tiene que estar preparado. Por eso, antes de iniciar el viaje descansar suficientemente, evitar ingerir alcohol y medicamentos incompatibles con la conducción.

  • Evaluar la carga a transportar de forma equilibrada repartiendo los pesos, evitando sobrecarga y llevar baca.
  • Transportar como máximo el número de personas para el que esté autorizado el vehículo, todas ellas emplazadas y acondicionadas en el lugar destinado a ello.
  • Si viaja con niños hágalo con los dispositivos de retención homologados para su edad.
  • Vestir ropa cómoda y zapatos ligeros, eso hará que el trayecto sea más ameno y tranquilo.
  • Llevar bebidas frescas y, por supuesto, nunca pueden ser alcohólicas.

No te olvides de…

Por último, te indicamos algunas cuestiones que no puedes olvidar cuando estés preparando un viaje de vacaciones. No te olvides de consultar en el Servicio de Información de Tráfico Ahora mismo tienes muchas opciones. Lo puedes hacer por Internet, teléfono y en las redes sociales. Esto viene muy bien cuando viajas en invierno para conocer el estado de las carreteras por culpa de la nieve o la lluvia. Sin olvidarte de la aplicación COMOBITY, que es gratuita), para ayudar a una movilidad más segura para todos los usuarios de la carretera,  con especial atención a los más vulnerables (ciclistas y peatones).

Unos días de vacaciones pueden ser la mejor solución para el estrés de todo el año. Ahora bien, antes de salir tienes que partir con garantías. Entre todos podemos hacer de un viaje algo cómodo y no una tragedia.