La primera visita al dentista para ponerte ortodoncia

Todos recordamos nuestras primeras veces. La primera vez que fuimos al colegio. La primera vez que montamos en bicicleta. Nuestro primero beso. Nuestro primer trabajo. Nuestra primera vez en una relación sexual. Y por supuesto, no podemos olvidar la primera vez que fuimos al dentista. Si hablamos con una persona adulta, entre 45 y 65 años, seguro que su imagen nada tiene que ver con la actual. Y es que ahora mismo nuestra primera vez en el dentista se puede recordar como algo maravilloso.

Por si acaso tienes dudas, nosotros hoy nos vamos hasta la clínica Dental A Chicuela para que nos cuenten cómo es esta primera vez. “Lo primero que encuentran nuestros pacientes es una enorme sonrisa. Algo importante para todos, pero, sobre todo, para los más pequeños, que pueden estar algo impresionados y siempre necesitan confianza”, explican. Y una vez que el paciente ya está tranquilo, es el momento de ponerse a manos a las obras.

Lo segundo que se hará es un estudio preliminar. En él se lleva a cabo una evaluación clínica exhaustiva del rostro, los dientes, las encías, los maxilares y las articulaciones de la boca mediante pruebas radiográficas. Hay que saber perfectamente cómo es la boca de una persona. Y llegar el tercer momento. Aquí hay que realizar un diagnóstico preciso y minucioso del caso de cada paciente, así como presentar las diversas opciones de tratamiento. La clínica te informa, en todo caso, sobre los tipos de Ortodoncia más apropiados para ti, de la duración del procedimiento y del coste de este. Ahora nosotros te contamos los tipos de ortodoncia que te puedes encontrar.

Tipos de ortodoncia

Ortodoncia funcional

La Ortodoncia funcional o interceptiva es un tipo de aparatología infantil, utilizada en la cavidad oral de niños de entre 6 y 12 años, que permite guiar el crecimiento y favorecer el desarrollo adecuado de los huesos maxilares y de la mandíbula. De esta manera, desde una edad temprana, se puede evitar la aparición de ciertas complicaciones dentofaciales.

Brackets metálicos

Los brackets metálicos, uno de los sistemas de Ortodoncia fija, permiten la corrección de los problemas relacionados con la alineación de las piezas dentales, así como con la oclusión de estas. El objetivo de este método ortodóncico es conseguir una posición correcta de los dientes y los huesos maxilares, mejorando el proceso de masticación y favoreciendo una higiene bucodental diaria adecuada. Por otro lado, este procedimiento también cumple una función estética, beneficiando, en todo caso, la apariencia de los dientes y la cavidad oral del paciente.

Brackets autoligables

Los brackets autoligables o de autoligado pasivo son uno de los sistemas de Ortodoncia fija, metálica o estética, más novedosos, ya que no requieren de ligaduras o gomas elásticas para unir el arco con el bracket, sino que la sujeción se lleva a cabo gracias a unas pestañas incorporadas en este último. Asimismo, en este método, la fuerza es transmitida a las piezas dentales a través de los propios brackets. El tratamiento de Ortodoncia con brackets autoligables, por lo general, está indicado para cualquier paciente que requiera solventar la malposición dentaria y/o los problemas relacionados con la oclusión.

Está claro que una vez que acudas a tu dentista, él será el encargado de asesorarte para decirte cuál es la mejor opción. También es cierto que el dinero depende, pero en este caso sí que creemos que no es un gasto, sino una inversión. Solo hay que ver la cantidad de dinero que nos podemos gastar luego a posteriori si no tenemos una boca en condiciones.

Cuándo hacer una visita

Lejos de lo que se pensaba hace años, ahora mismo los tratamientos con ortodoncia son aptos para personas de todas las edades y no hay una edad fija. No obstante, los especialistas siempre dicen que los niños pueden iniciar sus visitas al ortodoncista una vez cumplidos los 6 años. De esta manera, se podrá llevar a cabo una evaluación del crecimiento de los dientes y del desarrollo de los huesos maxilares. Asimismo, se podrá optar, en un primer momento, por un tratamiento con Ortodoncia interceptiva o funcional. Sin duda, este es un buen momento para hacer una visita.

Si crees que es el momento de lucir la sonrisa alineada con la que siempre has soñado o necesitas solventar la malposición o maloclusión de los más pequeños, ya sabes que lo que tienes que hacer, visitar una clínica dentista. Está claro que tu primera vez será de las de recordar.

La reproducción asistida, una ciencia que mira hacia el futuro

España se ha convertido en un país de referencia en un amplio abanico de cuestiones. Si tuviéramos la oportunidad de preguntaos a todas y cada una de las personas que os disponéis a leer estas líneas, seguro que muchas pondríais como ejemplo el turismo como actividad en la que somos un verdadero líder en todo el mundo. Y no os equivocaríais en absoluto. Pero nuestro país constituye una referencia en todo el Globo por otras muchas cosas. En los párrafos que siguen, os vamos a hablar de una de ellas: la reproducción asistida.

Seguro que no es la primera vez que habéis escuchado que España es uno de los mejores países en lo que respecta a la reproducción asistida. En efecto, son muchas las noticias y los medios que así lo han apuntado. Una de ellas es la que encontramos en el portal web de Vozpópuli, en la que se indica que las clínicas especializadas en esta materia mueven alrededor de 600 millones de euros cada año, una cifra de lo más interesante y que prueba que esa potencia de la que hablamos es una realidad en nuestro país, algo que nadie se atreve a discutir en los tiempos que corren.

Pero, en este sentido, España no solo es líder a causa de los datos de facturación de las clínicas que se encargan de la reproducción asistida. España es líder por la calidad de las personas que trabajan en el sector. Así las cosas, una noticia publicada en la web de Nius Diario informaba de que nuestro país está a la cabeza en técnicas de reproducción asistida en Europa. Y es que disponer de la mejor tecnología, los mejores especialistas y una ley avanzada es clave para que se haya hecho posible todo lo que tiene que ver con este asunto.

En lo que a reproducción asistida se refiere, España no puede dormirse en los laureles sabiendo que es un país de referencia. Tiene que seguir trabajando en la consecución de mejores medios y, sobre todo, en la formación de nuevos talentos en la materia que nos perpetúen como la opción más segura. Los profesionales de Ivi Global Education, encargados de impartir un máster en lo que tiene que ver con este asunto, nos han comentado que, desde luego, hay mimbres para seguir creyendo que España vaya a ser una referencia en lo que respecta a la reproducción asistida en las próximas décadas. Y es que son muchos, y muy buenos, los profesionales que están en proceso de formación en lo que respecta a este sector.

Una necesidad que va en aumento

La verdad es que, si nos paramos a pensar, son cada vez más personas las que necesitan los servicios de las clínicas que están especializadas en técnicas de reproducción asistida. Nos encontramos en un momento en el que no solo es menos habitual tener hijos e hijas, sino que, además, cuando nos decidimos a tenerlos ya tenemos una cierta edad. Cada vez tenemos más tarde a nuestros hijos e hijas en España y eso, en muchas ocasiones, hace que sea más necesaria la reproducción asistida.

De hecho, año tras año vemos como aumenta el número de personas que nace a través de alguna técnica de reproducción asistida. Eso no es fruto de la casualidad y es evidente que responde a una evolución social que, por lo general, nos ha dado más problemas a la hora de conciliar la vida laboral y la familiar. Y es que las largas horas de trabajo, unidas al aumento de los niveles de estrés o ansiedad, ha dejado muchas consecuencias en lo que tiene que ver con la fertilidad de hombres y mujeres.

Nos gustaría pensar que ese estrés o ansiedad es algo que la sociedad va a ser capaz de eliminar con el paso de los años, pero creemos firmemente que no va a ser así y que esos problemas nos van a dar problemas, valga la redundancia, para tener descendencia. La ansiedad o el estrés hace que fecundar no sea un asunto fácil y que, además, se vaya complicando de una manera muy rápida con el paso del tiempo. Así que tener a mano la reproducción asistida siempre puede ser una buena opción.

No cabe la menor duda de que son muchas las personas que se han preocupado en los últimos años a causa de su imposibilidad para tener hijos. Las consecuencias psicológicas que una cuestión así puede suponer son muy peligrosas según apuntan los expertos. Y lo cierto es que no hay derecho a que alguien pase por algo así. Por eso, en España se sigue apostando por la reproducción asistida, también de cara al futuro con la formación de nuevos profesionales y la consecución de mejores tecnologías. Estamos seguros de que, así, el relevo generacional estará asegurado.