La reproducción asistida, una ciencia que mira hacia el futuro

España se ha convertido en un país de referencia en un amplio abanico de cuestiones. Si tuviéramos la oportunidad de preguntaos a todas y cada una de las personas que os disponéis a leer estas líneas, seguro que muchas pondríais como ejemplo el turismo como actividad en la que somos un verdadero líder en todo el mundo. Y no os equivocaríais en absoluto. Pero nuestro país constituye una referencia en todo el Globo por otras muchas cosas. En los párrafos que siguen, os vamos a hablar de una de ellas: la reproducción asistida.

Seguro que no es la primera vez que habéis escuchado que España es uno de los mejores países en lo que respecta a la reproducción asistida. En efecto, son muchas las noticias y los medios que así lo han apuntado. Una de ellas es la que encontramos en el portal web de Vozpópuli, en la que se indica que las clínicas especializadas en esta materia mueven alrededor de 600 millones de euros cada año, una cifra de lo más interesante y que prueba que esa potencia de la que hablamos es una realidad en nuestro país, algo que nadie se atreve a discutir en los tiempos que corren.

Pero, en este sentido, España no solo es líder a causa de los datos de facturación de las clínicas que se encargan de la reproducción asistida. España es líder por la calidad de las personas que trabajan en el sector. Así las cosas, una noticia publicada en la web de Nius Diario informaba de que nuestro país está a la cabeza en técnicas de reproducción asistida en Europa. Y es que disponer de la mejor tecnología, los mejores especialistas y una ley avanzada es clave para que se haya hecho posible todo lo que tiene que ver con este asunto.

En lo que a reproducción asistida se refiere, España no puede dormirse en los laureles sabiendo que es un país de referencia. Tiene que seguir trabajando en la consecución de mejores medios y, sobre todo, en la formación de nuevos talentos en la materia que nos perpetúen como la opción más segura. Los profesionales de Ivi Global Education, encargados de impartir un máster en lo que tiene que ver con este asunto, nos han comentado que, desde luego, hay mimbres para seguir creyendo que España vaya a ser una referencia en lo que respecta a la reproducción asistida en las próximas décadas. Y es que son muchos, y muy buenos, los profesionales que están en proceso de formación en lo que respecta a este sector.

Una necesidad que va en aumento

La verdad es que, si nos paramos a pensar, son cada vez más personas las que necesitan los servicios de las clínicas que están especializadas en técnicas de reproducción asistida. Nos encontramos en un momento en el que no solo es menos habitual tener hijos e hijas, sino que, además, cuando nos decidimos a tenerlos ya tenemos una cierta edad. Cada vez tenemos más tarde a nuestros hijos e hijas en España y eso, en muchas ocasiones, hace que sea más necesaria la reproducción asistida.

De hecho, año tras año vemos como aumenta el número de personas que nace a través de alguna técnica de reproducción asistida. Eso no es fruto de la casualidad y es evidente que responde a una evolución social que, por lo general, nos ha dado más problemas a la hora de conciliar la vida laboral y la familiar. Y es que las largas horas de trabajo, unidas al aumento de los niveles de estrés o ansiedad, ha dejado muchas consecuencias en lo que tiene que ver con la fertilidad de hombres y mujeres.

Nos gustaría pensar que ese estrés o ansiedad es algo que la sociedad va a ser capaz de eliminar con el paso de los años, pero creemos firmemente que no va a ser así y que esos problemas nos van a dar problemas, valga la redundancia, para tener descendencia. La ansiedad o el estrés hace que fecundar no sea un asunto fácil y que, además, se vaya complicando de una manera muy rápida con el paso del tiempo. Así que tener a mano la reproducción asistida siempre puede ser una buena opción.

No cabe la menor duda de que son muchas las personas que se han preocupado en los últimos años a causa de su imposibilidad para tener hijos. Las consecuencias psicológicas que una cuestión así puede suponer son muy peligrosas según apuntan los expertos. Y lo cierto es que no hay derecho a que alguien pase por algo así. Por eso, en España se sigue apostando por la reproducción asistida, también de cara al futuro con la formación de nuevos profesionales y la consecución de mejores tecnologías. Estamos seguros de que, así, el relevo generacional estará asegurado.