Consejos para elegir camas articuladas

Elegir una cama articulada no es nada fácil y lo cierto es que tiene su importancia. No hablamos únicamente del bienestar del cuerpo, también es de los instrumentos más importantes para que descanse la mente. Hay muchos estudios médicos que hablen de la cantidad de espacio de tiempo que se pasa en la cama, casi un tercio del día.

Elegir una cama articulada no es nada fácil y lo cierto es que tiene su importancia. No hablamos únicamente del bienestar del cuerpo, también es de los instrumentos más importantes para que descanse la mente. Hay muchos estudios médicos que hablen de la cantidad de espacio de tiempo que se pasa en la cama, casi un tercio del día.

Este es uno de los motivos por los que merece la pena elegir una buena cama articulada, teniendo que ser una decisión bien pensada y de gran importancia para la propia salud de las personas.  Todo esto es incluso más importante cuando la compra es para alguien que necesite estar en reposo o se pasen muchas horas en la cama.

Los mejores consejos para elegir camas articuladas

Clave primera: el usuario de la cama articulada

No van a ser el mismo modelo ni las prestaciones iguales, pues todo depende del uso y el destinatario.

En el caso de que la vayan a usar personas de avanzada edad o movilidad reducida que deban estar mucho tiempo en cama, habrá que adquirir una de tipo hospital en la que además de estar pensando en factores como la seguridad o bienestar de la persona que vaya a utilizarla, habrá que pensar en la propia comodidad del cuidador.

Cuando las personas estén sanas, hay que fijarse en las camas de tipo ergonómicas. Incluso hay modelos de matrimonio que tienen somieres de tipo independiente.

Clave segunda: buscar el confort

En las camas articuladas se descansa mejor que en las camas de toda la vida. Son por sí mismas cómodas, pero además bastante fáciles de manejar. Creemos que es necesario apostar por modelos de camas articuladas eléctricas frente a las clásicas camas articuladas manuales.

Mediante el mando a distancia, y de forma sencilla y confortable, se pueden manejar las distintas posiciones. Las camas de hospital hacen más fácil el que el usuario tenga más autonomía. Por todo ello se recomiendan para las personas de edad, escasa movilidad o que se encuentren enfermas.

Clave tercera

En el caso de buscar confort y adaptabilidad, hablamos de las camas articuladas, de tipo hospital, donde las que más demandan son las que tienen un carro elevador eléctrico, frente a las de patas regulables.

De esta forma se puede adaptar la altura de la cama de manera cómoda y segura, donde permite que se baja la altura para salir de la cama o subirla para hacer las limpiezas o higiene de la persona que se encuentra en la cama.

Clave cuarta

Cuanto más plano tiene el somier articulado, se adaptará mejor, puesto que es posible hacer más combinaciones, especialmente completas son las de 4 y 5 planos.

Si vamos a las camas hospitalarias, hay que tener claro que al paciente le venga bien que se usen todos los planos, ya que debido a sus dolencias, hay casos en que pueden ser realmente contraproducentes.

Si vamos a las camas articuladas para el hogar, los 5 planos son obligados, ya que incorporando el cervical, es posible aplicar la postura a toda clase de situaciones, como ver la televisión o leer.

Clave quinta

Elegir el colchón, como nos dicen desde Cuidaria, especialistas en este tipo de camas, es importante. Tanto si es para el hogar como para usos hospitalarios, lo mejor es realizar la combinación del somier articulado con un colchón visco.

Si hablamos de las camas de hospital y la persona no tiene mucha movilidad y está muchas horas en cama, hay que completar el conjunto de descanso con colchones de los denominados antiescaras con los que se tiene menos riesgo de úlceras por presión.

Clave sexta

La calidad de los servicios de venta y postventa no deben olvidarse, pues lo mejor es que además se incluya el servicio de montaje gratuito a domicilio, lo que va a ser un valor añadido a lo que es la compra de la cama articulada.

Todo ello lo que hace es garantizar un buen montaje y su funcionamiento después. No debemos olvidarnos de que es importante la atención al cliente para que quede claro que es normal tener dudas, pero que ahora hay garantías a nivel de compra en este y otros productos, por no hablar de las condiciones de postventa de cada marca.

Está claro que el buen momento que viven este tipo de camas es por la “democratización” de los precios, que hace que mucha gente que hasta hace relativamente poco le parecía bastante complicado acceder a ella, ahora pueden sin ninguna clase de problemas, lo que nos da una idea de lo acertada que puede ser su compra.

COMPÁRTELO