El Quinigol, el juego que causa furor entre los futboleros.

Una nueva modalidad de apuestas del Estado está llamando la atención de los aficionados al futbol y a las apuestas deportivas. Se trata del Quinigol, una variante de las quinielas, en las que el jugador, en lugar de apostar por quien gana los partidos, apuesta por predecir cuántos goles mete cada equipo.

Una nueva modalidad de apuestas del Estado está llamando la atención de los aficionados al futbol y a las apuestas deportivas. Se trata del Quinigol, una variante de las quinielas, en las que el jugador, en lugar de apostar por quien gana los partidos, apuesta por predecir cuántos goles mete cada equipo.

El Quinigol es un juego de Loterías y Apuestas del Estado, como lo es la lotería nacional, la lotería primitiva, la bonoloto, el euro-millón o las quinielas tradicionales. Cada semana presentan a los jugadores 6 partidos de futbol, en los que deben vaticinar el resultado.

Los partidos seleccionados pueden pertenecer a la liga, a la copa del rey, a las competiciones europeas o pueden hacer referencia a encuentros entre selecciones nacionales.

Aunque en este artículo vamos a hablar de apuestas deportivas, no está de más recordar, que para cursar las apuestas del Quinigol hay que ser mayor de edad. Desde la redacción de este blog abogamos por el juego responsable.

Hasta que en 1985 se recupera la lotería primitiva, las quinielas futbolísticas eran el juego de azar público más jugado en España. Un tipo de apuestas dirigido a aficionados que solían seguir la evolución de la liga. Aunque no en exclusiva, puesto que como se decía ya entonces, las personas a las que no les gustaba el futbol o no seguían la competición, solían tener más suerte. Esto se debía a que sus predicciones no estaban condicionadas por valoraciones previas, ni por preferencias hacia un club u otro.

Ya durante las décadas de los 70 y los 80 se crean peñas quinielísticas. Grupos de amigos que cada semana echaban juntos la quiniela. Cada uno rellenaba una columna o consensuaban la apuesta entre todos y dividan el coste entre los participantes. Si la quiniela resultaba premiada, el premio se repartía entre los miembros de la peña. Si la gratificación no era muy grande, siempre servía para costarse una cena entre amigos.

La quiniela conjunta servía para reunir a la peña un domingo por la tarde en un bar para seguir los resultados de los partidos, e ir comprobando, en tiempo real, el nivel de aciertos que se había conseguido. En la peña, siempre había un miembro encargado de recaudar el dinero, tramitarla en el estanco y guardar el resguardo.

Las peñas quinielistas han perdurado hasta la actualidad. Ahora, con la posibilidad que ofrecen algunas administraciones de lotería de cursarlas por internet y de recaudar el dinero por Bizum, la tramitación de las quinielas es más rápida y cómoda. Se puede hacer en el bar en el que se reúnen los amigos con un par de clics, mientras se toman una caña.

Nos cuenta Juan, miembro de una peña quinielista del barrio de Estrecho, en Madrid, que fue cursando una quiniela en la página web de Lotería «La Piedad», una administración de loterías que opera por internet, que descubrió que existía el Quinigol. Le llamó la atención, se lo comentó a sus amigos y decidieron probar.

Ahora la peña de Juan juega cada semana con entusiasmo al Quinigol. Han recibido premio un par de veces por acertar 3 partidos y con eso se han pagado algunas quedadas.

Qué es el Quinigol.

El Quinigol es una apuesta en la que cada semana se presentan 6 partidos de futbol de diferentes competiciones. Algún partido de la Champions, alguna de la copa de la UEFA, algún otro de otra liga europea. El apostante debe pronosticar cuántos goles mete cada equipo. Para eso dispone de 4 casillas junto al nombre del club o selección. Una 0, por si no mete ningún gol, un 1, un 2 y una M si se apuesta porque marca 3 o más goles. El ganador debe acertar los goles que mete cada uno de los 2 contrincantes del partido.

Se destina el 55% de la recaudación a premios. Para eso existen 5 categorías de premiados:

  • Los acertantes de los 6 encuentros reciben el 10% de la recaudación más el bote acumulado de las semanas anteriores. En el caso de que no hubiera habido máximos acertantes.
  • Entre los acertantes de 5 encuentros se reparte el 9% de la recaudación.
  • Para los acertantes de 4 partidos se destina el 8%
  • Para los de 3 partidos un 7%
  • Entre todos los que tiene 2 aciertos se reparte el 20% de la recaudación.

La web de Rtve (Radio Televisión Española) subraya que se trata de uno de los juegos de azar más económicos. Una apuesta sencilla, de una columna, solo cuesta 1 euro. Al igual que la quiniela, permite diferentes combinaciones múltiples, que en este caso nos sale un 20% más barata.

El auge de las apuestas deportivas.

Deporte y apuestas han estado unidos desde siempre. Ya en la antigua Roma, los espectadores apostaban en las carreras de cuadrigas que se celebraban en el circo. El deporte tiene la capacidad de reunir a las personas, y entre los aficionados siempre hay quienes se juegan su dinero al predecir el resultado.

En las 2 o 3 últimas décadas los sistemas de apuestas deportivas se han disparado. Han proliferado las casas de apuestas físicas y las páginas y aplicaciones por internet. El periódico digital MadridPress señala que se debe a 5 causas:

  1. Mayor libertad. La aparición de casas de apuestas por internet permite que el aficionado juegue en cualquier sitio y a cualquier hora. No tiene que desplazarse a ningún lugar para hacerlo. Además, para atraer jugadores, estas webs incluyen bonificaciones como saldo extra con la primera apuesta o la posibilidad de apostar cuando ya se ha iniciado el evento deportivo. Por otro lado, los salones recreativos para adultos han incluido en su oferta las apuestas deportivas, dentro de unos horarios extensos de apertura al público.
  2. Disponibilidad. Para apostar online solo necesitas tener acceso a internet. Lo puedes hacer desde tu ordenador, desde una tablet o desde tu teléfono móvil. Muchas aplicaciones dan la opción de jugar gratis, por lo que puedes probar las modalidades de apuesta sin arriesgar tu dinero.
  3. Seguridad. Tanto los juegos de azar online como los salones de apuestas deben cumplir unos requisitos estrictos para recibir la licencia del Estado para poder operar. Los operadores en línea son supervisados periódicamente por agencias independientes para asegurar su imparcialidad. Respecto a la seguridad de los datos personales, tanto físicos como bancarios, están protegidos por complejos sistemas de encriptado que los ponen a salvo ante cualquier intento de piratería. Hoy por hoy, este tipo de páginas son de las más seguras que existen en internet.
  4. Avances tecnológicos. Los sistemas de apuestas deportivos más modernos cuentan con una serie de programas estadísticos, matemáticos e informáticos que hacen que el jugador disponga de una ingente cantidad de información, para que su apuesta resulte menos arriesgada y ofrecen una experiencia al usuario única. Antes de apostar, un jugador puede consultar una gran variedad de datos estadísticos para cimentar su decisión, o encargar a un programa de inteligencia artificial que juegue en su nombre. Los juegos en línea disponen además de chats propios en los que los jugadores pueden interactuar mientras apuestan o siguen los resultados.
  5. Anonimato. El uso de internet en el juego asegura la más completa discreción y confidencialidad a los jugadores. Al no tener que desplazarse a ningún sitio, nadie sabe que estás jugando. La participación en las páginas webs y aplicaciones se efectúa a través de un login o nombre de usuario que protege tu identidad.

Si bien es cierto que cada vez tenemos más canales y opciones para realizar apuestas deportivas, las apuestas públicas del Estado siguen siendo la forma más sana y menos adictiva de jugarnos nuestro dinero.

Cómo se cobran los premios del Quinigol.

Los premios de Quinigol se pueden cobrar al día siguiente del último partido del boleto y se tiene un plazo máximo de tres meses para exigir el dinero. Cuando el premio es inferior a 2000 € y se dispone de un resguardo físico, porque se ha sellado por ventanilla, al igual que sucede con otros sorteos como la bonoloto, se puede exigir en cualquier administración de lotería, y el pago se realizará en metálico o por Bizum.

Si hemos tramitado nuestra apuesta a través de internet, en la página web de una administración, yo recomiendo ponerse en contacto con ellos. Por lo general, tras comprobar que el boleto ha sido premiado, suelen pedir que se rellene un formulario y el dinero se ingresa en la cuenta corriente que hemos facilitado. Estos premios menores están exentos de tributación a Hacienda.

En el caso de que el premio supere los 2000 €, se cobra en una entidad bancaria colaboradora de Loterías y Apuestas del Estado. Entre ellos se incluyen la mayoría de los grandes bancos del país como Santander, BBVA, CaixaBank y Banco de Sabadell. Para cobrarlo será necesario llevar el resguardo físico o virtual.

Aunque lleva algún tiempo entre nosotros, el Quinigol ha supuesto un revulsivo para los aficionados a las apuestas futbolísticas. Una manera diferente y divertida de apostar con el futbol como referencia.

COMPÁRTELO