Coworking: ¿la nueva forma de trabajar?

El coworking atrae cada vez más a los autónomos que prefieren trabajar en un espacio compartido en lugar de en sus propias instalaciones. Los espacios de coworking o trabajo compartido se han vuelto populares debido a la revolución digital y la reorganización del trabajo. La popularidad del coworking como destino para los profesionales de oficina ha aumentado constantemente.

El coworking atrae cada vez más a los autónomos que prefieren trabajar en un espacio compartido en lugar de en sus propias instalaciones. Los espacios de coworking o trabajo compartido se han vuelto populares debido a la revolución digital y la reorganización del trabajo. La popularidad del coworking como destino para los profesionales de oficina ha aumentado constantemente.

Sin embargo, el éxito del coworking no se limita a los grandes centros urbanos. Los espacios de coworking también se están instalando en cada vez más ciudades medianas. Entonces, en términos de costo, aislamiento, conveniencia… en este artículo descubrirás por qué deberías elegir un coworking.

1. Interactuar con otros de nuevo

Muchos empresarios autónomos, teletrabajadores y propietarios de pequeñas empresas trabajan desde casa. Si bien este tipo de empleo puede ser beneficioso en algunos casos, también puede generar aislamiento y falta de comunicación directa con otros profesionales en la misma industria.

El crecimiento de una empresa puede verse obstaculizado por su aislamiento. Los autónomos que quieran mantener o ampliar su red profesional tienen en el coworking una alternativa real.

De hecho, las instalaciones de coworking albergan un espectro diverso de trabajadores independientes… Una diversidad que a menudo inspira admiración y puede dar lugar a colaboraciones beneficiosas que se pueden encontrar en cualquier parte del mundo.

En lugar de trabajar aislado, el compañero de trabajo puede mantener un sentido de autonomía mientras se beneficia de los lazos sociales. También puede expandir su base de clientes forjando nuevas relaciones e intercambiando ideas con otros profesionales de la industria.

2. Un lugar de trabajo donde puedes sentirte bien

Alquilar una oficina en un espacio de coworking es una forma excelente y económica de trabajar en un ambiente cómodo. Además de las ventajas de compartir infraestructura y recursos, los compañeros de trabajo se benefician del acceso a impresoras, fotocopiadoras, escáneres, Internet y Wi-Fi.

Los espacios de trabajo para autónomos como los abiertos en Luxemburgo suelen satisfacer sus necesidades y expectativas. Las instalaciones son generalmente modernas y están bien amuebladas.

El mundo laboral que cambia rápidamente tiende a satisfacer las necesidades de los teletrabajadores a través de condiciones de trabajo cómodas. Los empleados pueden alquilar un espacio en las áreas comunes (como el snack bar y el área de descanso) para reunirse con clientes potenciales.

Este es un gran enfoque para mostrar tu marca personal y la de su empresa sin la responsabilidad de alquilar un espacio a tu propio nombre… Hay muchas personas que trabajan por cuenta propia que encuentran una manera de equilibrar su vida profesional y personal utilizando este método de trabajo.

3. Vigilas más de cerca tus gastos

Alquilar tu propio espacio de oficina es una inversión sustancial que a menudo es difícil de aceptar al iniciar un negocio por tí mismo o como joven empresario.

Para muchos autónomos que buscan trasladar su negocio fuera de su hogar privado, esta es una solución viable. Es posible alquilar una estación de trabajo por unas horas, días o incluso semanas.

Debido a la gran cantidad de tiempo que ofrece esta opción, es ideal para autónomos emprendedores.

Otra característica favorable es que las instalaciones pequeñas pueden ahorrar mucho dinero al combinar equipos y otros recursos profesionales.

Este nuevo interés de las grandes empresas por los espacios de coworking se debe principalmente a consideraciones económicas. ¿Porqué es eso? Para ahorrar en el costo del alquiler de oficinas, especialmente en áreas metropolitanas donde el costo por metro cuadrado está aumentando rápidamente.

La mayoría de las empresas asumen que los locales que alquilan por cuenta propia nunca estarán completamente ocupados. Por lo tanto, alquilar un espacio de trabajo compartido es una elección perfecta.

¿Cómo funciona un espacio de coworking?

Introducido en España, el coworking creció rápidamente antes de llegar en una forma más refinada. Han surgido trabajos específicamente dedicados al coworking en toda España. Los profesionales en espacios compartidos en Barcelona de Mitre, nos explican cómo funciona un espacio de coworking y qué normas y reglamentos existen.

El coworking es una nueva forma de trabajar que te da la libertad de ser tu propio jefe sin las desventajas de trabajar desde casa. Básicamente, reúnes a todos en un gran espacio compartido y dejas que la magia funcione…

Además de los ahorros de costos obvios (compartir el alquiler y otros servicios públicos), dicha organización también facilita encuentros que pueden ser cruciales para la carrera de una persona.

Para expandir tu red profesional y fomentar el tipo de sinergias que a menudo conducen a la colaboración, los espacios de coworking son el escenario ideal.

1. ¿A quién van dirigido?

Aunque los espacios de coworking a menudo están orientados a la industria digital, cualquiera puede usarlos.

Si eres consultor independiente y quieres estar cerca de las startups, estas salas son para ti. Tanto por conveniencia como con fines estratégicos.

2. ¿Cómo funciona un espacio de coworking?

La mayoría de los espacios de coworking cobran una tarifa mensual por usar sus instalaciones. Los usuarios pueden elegir entre una variedad de paquetes para satisfacer mejor sus necesidades.

Existen tarifas atractivas para trabajadores frecuentes, pero también hay algunos espacios que son accesibles para visitantes ocasionales.

3. ¿Cuáles de los siguientes servicios se ofrecen?

La mayoría de los espacios de coworking brindan un espacio abierto donde los usuarios pueden usar un escritorio o un asiento en una mesa compartida, así como WiFi y muchos recuros (impresora, teléfono, etc.) que pueden o no estar incluidas en el precio.

También hay salas de conferencias equipadas con proyectores y oficinas privadas para personas que quieren trabajar en paz.

Para tu comodidad, hay Wi-Fi de alta velocidad, teléfonos y archivos en cada estación de trabajo.

Existen espacios de descanso con cafetera o máquinas de snacks, así como baños.

4. Las reglas del coworking

Cada lugar tiene un conjunto de reglas. Además de las dos o tres primeras recomendaciones básicas, el usuario está obligado a traer su propio ordenador.

En los espacios de coworking, en cambio, solo hay una regla: la cortesía. ¡Recuerda, no estás allí solo para enfurruñarte en tu silla! Para prosperar en el mundo del coworking, debes estar dispuesto a compartir tus recursos.

5. El impacto económico del coworking

Los espacios de coworking ganan dinero no solo alquilando su espacio, sino también vendiendo servicios adicionales o alimentos y bebidas (si estos no están incluidos en los paquetes básicos).

Cuando se combinan múltiples espacios de trabajo en un espacio de coworking, los empresarios pueden trabajar en un ambiente tranquilo mientras obtienen acceso a una nueva red profesional que antes era inalcanzable.

Coworking: ¿la nueva forma de trabajar?

¿Ya no quieres trabajar solo? ¡Descubre el coworking y conoce gente nueva!

El número de coworkers en España ha aumentado en los últimos años, cuando se abrió el primer espacio de coworking en el país. Los autónomos se sienten atraídos porque encuentran una nueva forma de trabajar que les atrae.

El coworking es una nueva forma de trabajo para describir un espacio de trabajo compartido en el que las personas trabajan.

Emprendedores de diferentes orígenes se reúnen en un espacio de coworking para trabajar en sus propios proyectos mientras están rodeados de personas con ideas afines. Gracias a esta tecnología, cada uno puede decidir por sí mismo cuándo y cuántas horas quiere estar en el lugar, en función de su horario, presupuesto y preferencias personales.

Cualquiera puede usar el espacio, pagando una tarifa que incluye acceso a un escritorio, Internet y equipo especial como una fotocopiadora. Para alquilar una oficina, debes firmar un contrato que se adapte específicamente a tus necesidades.

Además, si necesitas más aislamiento para completar tareas específicas o recibir citas, estas ubicaciones incluyen oficinas privadas, salas de reuniones y espacios donde los clientes pueden relajarse y reunirse. Los métodos de trabajo que han existido durante décadas están siendo revolucionados por el coworking.

1. Un lugar donde conocer gente del mundo empresarial

Un espacio de coworking es más que un lugar de trabajo, es un lugar de encuentro para personas de todos los ámbitos de la vida. Las reuniones y los contactos sociales son tan importantes como hacer el trabajo.

Prolifera el intercambio sobre la propia empresa, así como sobre la de los demás, así como sobre los desafíos que uno encuentra. Para que todos los emprendedores progresen y se beneficien de los mejores consejos, todos aportan su opinión y comparten sus experiencias con el grupo.

El coworking te brinda la oportunidad de expandir tu red e incluso hacer crecer tu negocio al trabajar con otros compañeros de trabajo que tienen habilidades relevantes que pueden beneficiar tu propia empresa.

Trabajar en un espacio de coworking ya no se ve como una competencia, sino como un sistema de apoyo mutuo.

2. Una forma de superar tu soledad

Para los emprendedores que no cuentan con un local físico para su negocio, no queda más remedio que trabajar desde casa.

Es la soledad resultante la que es motivo de preocupación. Los clientes que no tienen otras relaciones comerciales pierden sus lazos sociales. La moral, la energía y la motivación pueden verse afectadas, y algunas personas pueden incluso optar por cerrar el negocio.

Repensar la oficina como un lugar de interacción e intercambio de ideas permite que el coworking acabe con este aislamiento. En los días de visita, es una excelente oportunidad para que los emprendedores se escapen de la rutina diaria.

Hay muchas razones para esto, incluido el hecho de que las pequeñas empresas y las empresas unipersonales ya no necesitan un trabajo para participar en este fenómeno.

Cada vez más empresas recurren a los espacios de coworking para ayudar a sus empleados a ahorrar tiempo y dinero al permitirles trabajar desde casa una o dos veces por semana. Esta opción cada vez es más habitual que el teletrabajo.

COMPÁRTELO