Consejos antes de salir de viaje con tu coche

Vacaciones. Qué palabra más mágica. Ahora bien, como todo en la vida, siempre que nos disponemos a ponernos en marcha hay que seguir una serie de consejos y recomendaciones para no llevarnos sustos de última hora. No es la primera vez que un viaje se tiene que posponer o aplazar por culpa de que el coche no se encuentra en condiciones. Y eso, si te pasa en tu lugar de origen se puede asumir, pero si te sucede en el de destino o en el mismo trayecto, el problema puede ser escrito con mayúsculas.

Por eso, de la mano de la Dirección General de Tráfico te vamos a dar una serie de consejos que tienes que tener en cuenta antes de salir de viaje con tu vehículo. Antes de salir de vacaciones, hay que equiparse en consecuencia y tomar una serie de medidas con vistas a evitar cualquier incidencia previsible en carretera.

En el coche  

Revisar el buen estado mecánico y especialmente comprobar los frenos. Para ello vale con acudir a tu taller mecánico de confianza y que le digas que te lo cuide bien que tienes que salir de viaje. Incluso hay empresas como talleres Carmelo en Valladolid donde realizan el servicio de reparación integral del motor, culatas, cambio de neumáticos, estación de diagnosis y reparación eléctrica, distribuciones, bombas de agua y radiadores, embragues, transmisiones, dirección, suspensión y amortiguación, frenos, tubos de escape…todo lo que necesites para dejar tu vehículo en perfecto estado.

 Tienes que comprobar las escobillas y funcionamiento del limpiaparabrisas y luneta térmica. Y por supuesto, no te olvides de comprobar el alumbrado del vehículo, antiniebla y sus reglajes. Son cosas que nunca se toman en cuenta pero que luego a la hora de la verdad, nos pueden servir de mucho.

No nos podemos olvidar de los niveles de líquido de frenos y aceite, así como líquido del limpiaparabrisas. El gran olvidado. No es la primera vez que vas en un coche y el de adelante te envía restos a tu parabrisas. O incluso en un día de lluvia, el no tenerlos habilitados se pueden convertir en todo un problema.

Limpiar el vehículo, cristales, faros, antiniebla, pilotos, retrovisores y reflexivos para ver y ser vistos. Por supuesto, comprobar la presión, dibujo y ranuras (mínimo 1,6 mm) de los neumáticos para asegurar una buena adherencia a la carretera y evitar el deslizamiento. Muchos de los accidentes, como advierten desde la DGT, se deben a que las ruedas no están en condiciones.

Hay que llevar los recambios imprescindibles como pueden ser, la rueda de repuesto a su presión necesaria o kit repara pinchazos y herramientas para su instalación. Y es que nunca se sabe donde podemos encontrar un pinchazo. Un chaleco reflectante de alta visibilidad debidamente homologado, al igual que los dos triángulos homologados de preseñalización de peligro. Y por supuesto, llevar el depósito de combustible lleno, ante cualquier situación será de gran ayuda. Nada de eso de decir “en la próxima la echo”.

En lo personal

Lo anterior es para preparar el coche, pero claro está, el conductor también tiene que estar preparado. Por eso, antes de iniciar el viaje descansar suficientemente, evitar ingerir alcohol y medicamentos incompatibles con la conducción.

  • Evaluar la carga a transportar de forma equilibrada repartiendo los pesos, evitando sobrecarga y llevar baca.
  • Transportar como máximo el número de personas para el que esté autorizado el vehículo, todas ellas emplazadas y acondicionadas en el lugar destinado a ello.
  • Si viaja con niños hágalo con los dispositivos de retención homologados para su edad.
  • Vestir ropa cómoda y zapatos ligeros, eso hará que el trayecto sea más ameno y tranquilo.
  • Llevar bebidas frescas y, por supuesto, nunca pueden ser alcohólicas.

No te olvides de…

Por último, te indicamos algunas cuestiones que no puedes olvidar cuando estés preparando un viaje de vacaciones. No te olvides de consultar en el Servicio de Información de Tráfico Ahora mismo tienes muchas opciones. Lo puedes hacer por Internet, teléfono y en las redes sociales. Esto viene muy bien cuando viajas en invierno para conocer el estado de las carreteras por culpa de la nieve o la lluvia. Sin olvidarte de la aplicación COMOBITY, que es gratuita), para ayudar a una movilidad más segura para todos los usuarios de la carretera,  con especial atención a los más vulnerables (ciclistas y peatones).

Unos días de vacaciones pueden ser la mejor solución para el estrés de todo el año. Ahora bien, antes de salir tienes que partir con garantías. Entre todos podemos hacer de un viaje algo cómodo y no una tragedia.

¿Sufres de bruxismo?

Quizás no eres consciente, pero es posible que sufras de bruxismo. Y la verdad no sería extraño porque un 70% de la población, según se desprende de un informe realizado por expertos del Hospital Ruber Dental de Madrid. Y es que la mayoría de nosotros no somos conscientes de esta costumbre, que se ha agravado durante los años de crisis económica, debido al estrés. Y ahora, cuando nos enfrentamos a otra crisis sanitaria con el Covid, se ha vuelto a incrementar. Toma nota por si estás sufriendo de bruxismo y todavía no lo sabes.

El bruxismo es mayor durante la noche, mientras dormimos, y tiene como consecuencia el desgaste, rotura y movilidad de los dientes, fisuras, dolores de cabeza y cervicales e incluso en algunos pacientes se producen mareos, pérdida de equilibrio, vértigo o ruido en los oídos.  De esta manera, el bruxismo consiste, como nos indican desde Clínica Dental Suárez, “en el hábito involuntario de apretar los dientes sin ningún objetivo funcional (masticatorio), y con frecuencia moviéndolos hacia los lados, lo que hace que los dientes rechinen”.

Como te hemos dicho, la principal causa del bruxismo suele ser el estrés o un estado de agitación emocional. Aunque se dice que es noche, también puede llegar por el día. Es cuando la persona aprieta los dientes y los hace rechinar de manera involuntaria. Afortunadamente ahora los profesionales de las clínicas dentales te ayudan a solucionarlo.

Dos tipos de bruxismo

Ahora bien, dependiendo de dónde se produce el bruxismo, puede ser de un tipo o de otra.

  •  Bruxismo céntrico. Esto ocurre cuando el apretamiento se realiza en la posición de máximo contacto entre los dientes y muelas, sin desplazamiento de la mandíbula.
  • Bruxismo excéntrico. Mientras que este tipo de bruxismo se produce cuando el apretamiento se realiza frotando los dientes superiores e inferiores con movimientos laterales o anteriores de la mandíbula. Este tipo de bruxismo produce un sonido característico de rechinamiento dental y es más agresivo para los dientes implicados. En algunos casos el bruxismo es debido al hecho que los dientes superiores e inferiores no están correctamente alineados y hay una mala oclusión. La ortodoncia puede ser una de las soluciones que el odontólogo especialista le puede recomendar.

Síntomas

  • Quizás no tengas ni idea de si sufres bruxismo. Te vamos a dar una serie de síntomas que te pueda ayudar a saberlo. Por ejemplo, si notas que tienes sobrecarga o tienes molestias en la mandíbula al levantarse por las mañanas. Otro claro ejemplo es cuando se tiene dificultad o molestia al morder o masticar.
  • Los chasquidos al abrir o cerrar la boca o durante la noche al rechinar los dientes, es otro síntoma de que podamos tener bruxismo. Además, comenzarás a notar un aumento de la sensibilidad en los dientes y encías. Y aunque en menos, también se nota un desgaste del esmalte dental.
  • Incluso, se puede notar una rotura o fractura de alguna pieza dental, funda o empaste. Y eso ya implicaría otro tipo de tratamiento.
  • Y aunque no lo creas, el bruxismo también puede originar dolor de cabeza y dolor en las cervicales y hombros. Incluso dolor de oído o acúfenos, dolor facial y maloclusión dental.

Tratamiento

Y una vez que sabemos que tenemos bruxismo, hay que ponerse en manos de profesionales. Ellos sabrán qué tratamiento es el mejor para tu caso. Por ejemplo, si se trata de la consecuencia de un problema de alineación, la solución puede estar en corregir las posiciones de tus dientes mediante un tratamiento de ortodoncia.

Si el problema viene de estrés, hay que buscar el origen de ese estado de ánimo y aprender a lidiar con el estrés, ya que el dentista sólo puede corregir o controlar sus consecuencias. En ese caso, todo dependerá de ti.

La mayoría de los dentistas usan una férula de descarga. Este aparato es muy beneficioso para evitar la erosión de tus piezas dentales y una mayor carga sobre la articulación mandibular. Sin embargo, tienes que recordar que la férula no puede curar el bruxismo propiamente dicho, sino que se encargará de mantenerlo controlado para que no continúe perjudicando tu sonrisa. A largo plazo, el mejor tratamiento será que consigas aliviar tu estrés crónico, que probablemente esté originando gran parte del problema.

Ya has visto que esto del bruxismo es una carrera de largo fondo. Mucho está en nuestra mano (sobre todo si es estrés), pero si está de la mano del dentista, no dudes en que se encontrará un tratamiento eficaz para tu problema.

Ir a restaurantes o pedir comida es seguro pese al coronavirus

Sabemos que es complicado, pero el coronavirus ha cambiado nuestra forma de vida. Nadie podía pensar hace años que por culpa de un virus se iba a poner en jaque a la economía mundial. Desde el punto de vista social todo ha cambiado. Las conductas han cambiado. La verdad es que no podíamos pensar que citas como San Fermines, Fallas o las fiestas populares se iban a suspender. Afortunadamente, siempre nos quedará la hostelería, un sector que ha sido muy golpeado pero que ha sabido amoldarse a los nuevos tiempos con las medidas que se han impuesto desde el Gobierno y las autoridades sanitarias.

El sector de la restauración comprende a aquellas empresas dedicadas a la elaboración de comidas y/o bebidas que son preparadas para su consumo o venta en: bares y cafeterías, restaurantes, hoteles (hostelería), comedores colectivos, servicios de catering o comida rápida. Todas ellas han hecho un gran esfuerzo económico y de medios para poder realizar su trabajo con todas las garantías y medidas de seguridad.

Lo primero que tienen que saber, al igual que todo trabajador, es que si se presenta cualquier sintomatología (tos, fiebre, dificultad al respirar, etc.) que pudiera estar asociada con el COVID-19 no se deberá acudir al trabajo y se deberá contactar con el teléfono de atención al COVID-19 de la comunidad autónoma o con el centro de atención primaria o con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la empresa y se deberá seguir las instrucciones. No se deberá acudir al centro de trabajo hasta que se confirme que no hay riesgo para usted o el resto de personas.

Medidas

Las tareas y procesos laborales deben planificarse para que los trabajadores puedan mantener la distancia de seguridad de -al menos-1.5 metros durante su permanencia en el centro de trabajo. Así, cuando sea posible, se asignará a cada trabajador una tarea diferente, como por ejemplo: gestión de almacenes, manipulación/ procesado de alimentos, envasado/emplatado, reparto a domicilio, comida para llevar, servicio al cliente o cobro.

Cuando se preste el servicio de comida para llevar, se destinará una zona para la recogida de ésta, asegurando que se mantenga una distancia superior a 1,5 m con el cliente (instalando una mampara transparente en el mostrador de entrega, por ejemplo) y entre estos en la zona de espera, señalizando en el suelo la distancia de separación.

Se deberán respetar los aforos establecidos por cada comunidad autónoma tanto para el servicio prestado en interiores como en exteriores y se ubicarán las mesas de manera que se mantenga la separación mínima de 1.5 m entre grupos de mesas de clientes diferentes.

En el reparto a domicilio

Se mantendrá la distancia mínima de, al menos, 1,5 m con los clientes durante la entrega del pedido y el pago. Para ello: Se dejará el pedido en la puerta del domicilio, rellano, cancela, etc. Para evitar, depositar el envase de los alimentos sobre el suelo, se podrá utilizar, a modo de soporte, una bandeja o caja vacía que se retirará una vez que el cliente haya recogido su pedido y entrado en su casa

También se informará a los clientes de la conveniencia de hacer el pago online vía Web o App, o bien con datafono priorizando el “contactless”. Si el pago se realiza con datafono, éste se depositará sobre la bandeja o caja, junto con el pedido. Se procurará dividir el importe total en pagos fraccionados de forma que no se superen las cantidades que hacen obligatoria la introducción de un PIN.

En el servicio de catering

Las empresas de servicio de catering también han sabido amoldarse a estos nuevos tiempos. Como nos cuentan desde este catering en Madrid, en todos sus servicios de catering habilitan una zona para nuestros empleados con dispensadores de gel hidroalcóholico, mascarillas y guantes de nitrilo de un solo uso.

Antes de la manipulación de los alimentos, se realiza una desinfectación de las cocinas de campaña: superficies, elementos verticales y accesos. Por supuesto, todos los cocineros y camareros de catering utilizan mascarillas, gorro y guantes de nitrilo. Sin olvidar que siempre se mantiene, en la medida de lo posible, una distancia mínima entre los trabajadores de 2 metros. Incluso cada trabajador cambia la mascarilla y los guantes cada 3 horas por motivos de prevención.

Ya has visto que el sector de la hostelería cumple con todas las garantías que exige la OMS. Sin embargo, esta lucha es de todos, y cada uno tenemos que estar concienciados para poder salir adelante. Lo que está demostrando es que ir a restaurantes o pedir comida a través de un catering, es seguro.