Cada vez hay más demanda de vinotecas para uso particular

Cada vez más demanda de vinotecas para uso particular, es un hecho y en nuestro país además de acompaña con la gran cantidad de riquezas existentes, donde podemos destacar, como no, la gastronomía y unos ricos caldos.

Conociendo más el estado actual de las vinotecas

Ahora, como defienden los especialistas en el sector de Giona Company, el mundo gusta de saborear los vinos y las buenas copas en los que se toman. Se degustan toda clase de vinos, desde los tintos a los blancos o los rosados. El número de aficionados a los buenos vinos y al gran universo que viene aparejado al mundo de la vid o de las bodegas aumenta cada año.

Todo esto ha hecho que aumenten los negocios en clara relación con un sector que hasta no hace demasiado tiempo hubiera parecido impensable. Un claro ejemplo de este tipo de negocio son los denominados clubes de cara,

Son una especie de membresía a un club en el que es posible poder ir degustando una selección de o más exclusiva en cuanto a vino. También podemos hablar de las llamadas Cajas o Box, que son una buena manera de vender este tipo de suscripciones la red de redes.

Podemos hablar también de que cada vez hay más vinotecas, que no son más que neveras para vinos, aunque los contenidos los seleccionan con bastante cariño por parte de los propietarios, pudiendo ser para el propio consumo o para la clientela, cuando se habla de vinotecas que están destinadas a los restaurantes.

Cada vez hay más profesionales en este mundo

El número de sumilleres o de personas aficionadas a esta clase de negocio ha aumentado y realmente tienen bastante que aportar a este mundillo.

Una de las muestras de estos tipos de negocio que pasan a ser parte del universo vitivinícola son los productores que muestran su afición por el vino y que exploran la totalidad de pasos en el proceso de cultivar y cuidar la uva y la fermentación.

Son personas que lo pasan bien con cada uno de los sorbos de vino y que lo que hacen es destinarlo al consumo en la actividad hostelera del negocio o a venderlo en grupos reducidos de clientes.

En el sector del vino, siempre existe lo que podríamos decir, un denominador común, las personas que realmente lo pasan bien cuando se degustan los vinos buenos, que realmente son los aficionados que adoran el buen vino.

Si se quiere de verdad apreciar a lo que sabe un vino, lo mejor es comenzar a trabajar e ir educando el olfato y el gusto para que así se le pueda sacar todo lo que tenga el caldo en cuestión.

No olvidemos también lo importante que es tener una buena información sobre los orígenes, las clases de uva, los procesos y demás.

Hay que ir tener un sitio en el que confiemos cuando se quieren adquirir vinos de calidad, gente que pueda entender y conocer bien este sector, lo que permite que se pueda llegar a guiar a los consumidores por los productos que mejor peguen con su paladar.

Los vinos se tienen que conservar en buenas condiciones para que no haya alteración en las propiedades de tipo organoléptico, y qué mejor que tener una vinoteca en la que puedan estar siempre perfectos.

Empresas del sector dicen que la ventas de las vinotecas para el hogar siguen registrando crecimientos a nivel de ventas, un fenómeno que se debe al gran crecimiento de la afición a la cocina, el cual viene impulsado por los programas televisivos, que logran que se amplifique y extienda a mucha gente la tradición en cuanto a la gastronomía del país en el que se emiten estos programas.

En este sector, los profesionales saben del cuidado y mimo que hay que tener a la hora de sacar los productos. La clientela suele ser en gran medida muy especializada, pues cualquiera no se compra una vinoteca, aunque cada vez se vendan más.

Esto hace que la realización debe ser con la máxima calidad, de lo contrario, la competencia es fuerte y una mala fama puede hacer que se venga abajo como idea de negocio.

Aunque vivimos momentos de gran estrés en la civilización occidental, parece que el mundo del vino parece que nos aporta ese momento de tranquilidad y de disfrutar de las sensaciones. Ese “pararse a pensar” o “pararse a sentir” de las pequeñas o grandes cosas que nos suceden a diario y que son importantes para todos. Por este motivo, es importante tener en cuenta a la vinoteca y todo lo que nos puede aportar.

La primera visita al dentista para ponerte ortodoncia

Todos recordamos nuestras primeras veces. La primera vez que fuimos al colegio. La primera vez que montamos en bicicleta. Nuestro primero beso. Nuestro primer trabajo. Nuestra primera vez en una relación sexual. Y por supuesto, no podemos olvidar la primera vez que fuimos al dentista. Si hablamos con una persona adulta, entre 45 y 65 años, seguro que su imagen nada tiene que ver con la actual. Y es que ahora mismo nuestra primera vez en el dentista se puede recordar como algo maravilloso.

Por si acaso tienes dudas, nosotros hoy nos vamos hasta la clínica Dental A Chicuela para que nos cuenten cómo es esta primera vez. “Lo primero que encuentran nuestros pacientes es una enorme sonrisa. Algo importante para todos, pero, sobre todo, para los más pequeños, que pueden estar algo impresionados y siempre necesitan confianza”, explican. Y una vez que el paciente ya está tranquilo, es el momento de ponerse a manos a las obras.

Lo segundo que se hará es un estudio preliminar. En él se lleva a cabo una evaluación clínica exhaustiva del rostro, los dientes, las encías, los maxilares y las articulaciones de la boca mediante pruebas radiográficas. Hay que saber perfectamente cómo es la boca de una persona. Y llegar el tercer momento. Aquí hay que realizar un diagnóstico preciso y minucioso del caso de cada paciente, así como presentar las diversas opciones de tratamiento. La clínica te informa, en todo caso, sobre los tipos de Ortodoncia más apropiados para ti, de la duración del procedimiento y del coste de este. Ahora nosotros te contamos los tipos de ortodoncia que te puedes encontrar.

Tipos de ortodoncia

Ortodoncia funcional

La Ortodoncia funcional o interceptiva es un tipo de aparatología infantil, utilizada en la cavidad oral de niños de entre 6 y 12 años, que permite guiar el crecimiento y favorecer el desarrollo adecuado de los huesos maxilares y de la mandíbula. De esta manera, desde una edad temprana, se puede evitar la aparición de ciertas complicaciones dentofaciales.

Brackets metálicos

Los brackets metálicos, uno de los sistemas de Ortodoncia fija, permiten la corrección de los problemas relacionados con la alineación de las piezas dentales, así como con la oclusión de estas. El objetivo de este método ortodóncico es conseguir una posición correcta de los dientes y los huesos maxilares, mejorando el proceso de masticación y favoreciendo una higiene bucodental diaria adecuada. Por otro lado, este procedimiento también cumple una función estética, beneficiando, en todo caso, la apariencia de los dientes y la cavidad oral del paciente.

Brackets autoligables

Los brackets autoligables o de autoligado pasivo son uno de los sistemas de Ortodoncia fija, metálica o estética, más novedosos, ya que no requieren de ligaduras o gomas elásticas para unir el arco con el bracket, sino que la sujeción se lleva a cabo gracias a unas pestañas incorporadas en este último. Asimismo, en este método, la fuerza es transmitida a las piezas dentales a través de los propios brackets. El tratamiento de Ortodoncia con brackets autoligables, por lo general, está indicado para cualquier paciente que requiera solventar la malposición dentaria y/o los problemas relacionados con la oclusión.

Está claro que una vez que acudas a tu dentista, él será el encargado de asesorarte para decirte cuál es la mejor opción. También es cierto que el dinero depende, pero en este caso sí que creemos que no es un gasto, sino una inversión. Solo hay que ver la cantidad de dinero que nos podemos gastar luego a posteriori si no tenemos una boca en condiciones.

Cuándo hacer una visita

Lejos de lo que se pensaba hace años, ahora mismo los tratamientos con ortodoncia son aptos para personas de todas las edades y no hay una edad fija. No obstante, los especialistas siempre dicen que los niños pueden iniciar sus visitas al ortodoncista una vez cumplidos los 6 años. De esta manera, se podrá llevar a cabo una evaluación del crecimiento de los dientes y del desarrollo de los huesos maxilares. Asimismo, se podrá optar, en un primer momento, por un tratamiento con Ortodoncia interceptiva o funcional. Sin duda, este es un buen momento para hacer una visita.

Si crees que es el momento de lucir la sonrisa alineada con la que siempre has soñado o necesitas solventar la malposición o maloclusión de los más pequeños, ya sabes que lo que tienes que hacer, visitar una clínica dentista. Está claro que tu primera vez será de las de recordar.

El plástico biodegradable, principal alternativa ecológica para el plástico desechable

Vivimos un momento que va a marcar las próximas décadas en nuestro país. Y no, no lo decimos a causa de todo lo que está relacionado con el coronavirus ni mucho menos. Hablamos de que, en pleno año 2020, estamos sentando las bases de una nueva sociedad, una sociedad en la que, por ejemplo, hay un reto medioambiental muy importante y que requiere de un trabajo de urgencia. En los párrafos que siguen, el tema estrella no es otro que el de la reducción del consumo de plástico que ya se está notando en el interior de nuestras fronteras.

Una de las pruebas de que esa reducción en el consumo de plástico es real es que ha disminuido el número de bolsas desechables que se producen en España. Esta era una de las grandes necesidades de nuestro país y de la Tierra en general y lo cierto es que estamos siendo capaces, poco a poco, de hacer que esta dependencia del plástico de un solo uso se reduzca. La importancia que esto tiene para la salud del planeta es enorme y tenemos que fomentarla todavía más. Nuestro futuro depende, en buena medida, de eso.

Un artículo publicado en la revista Conciencia Eco informaba de que lo biodegradable está más de moda que nunca. No cabe la menor duda de que esta es una realidad tremenda en los momentos en los que nos encontramos, sobre todo teniendo en cuenta que apostar por el cuidado del medio ambiente se ha convertido en una de las estrategias de marketing que más funcionan en los momentos en los que nos encontramos. Y es que es una manera de potenciar la imagen de marca de una compañía tanto a nivel digital como a través de los canales publicitarios más tradicionales.

Como recordaréis, las bolsas de plástico desechables fueron prohibidas por el Gobierno hace algún tiempo, una medida que se hará oficial a partir del mes de enero de 2021 según apuntaba una noticia del portal web del Diario de Mallorca. Estamos, por tanto, ante un avance importante de nuestra sociedad y que está claro que va a generar consecuencias positivas para todos y cada uno de los indicadores que muestran el estado de degradación de nuestro entorno. Desde luego, a nadie le puede caber la menor duda de que reducir la dependencia y el consumo de plásticos de un solo uso es algo necesario.

El plástico biodegradable se está erigiendo como el gran aliado del ser humano a la hora de fomentar el cuidado de nuestro medio ambiente. Son muchas las empresas que ya han decidido usar este tipo de plástico antes que el desechable. Y lo han hecho antes de que haya entrado en vigor la prohibición de usar plástico desechable. Esto es lo que nos han comentado los profesionales de Bioplásticos Alhambra, encargados de trabajar con plástico biodegradable y que han visto multiplicado su trabajo durante los últimos años a causa de esa apuesta medioambiental con la que trabajan sus clientes.

Una responsabilidad que es de todos

Hay una manera de conseguir que la mejora de nuestro medio ambiente se convierta en algo efectivo y más facilmente alcanzable: no es otra que la de implicarnos todos y todas. Y cuando hablamos de «todos y todas» nos referimos a las personas físicas, pero también a las personas jurídicas, las empresas, las asociaciones o las instituciones públicas. Y es que, si no estamos todo el mundo en el mismo barco, es evidente que tardaremos mucho más en alcanzar todos los objetivos propuestos en materia medioambiental para los próximos años.

Lo que está claro es que la Tierra está dando señales de que necesita, con urgencia, un cambio en las actitudes de consumo de las personas. De no ser así, seguiremos teniendo problemas en todos los sentidos. La verdad es que ya hemos jugado bastante con el medio ambiente en los últimos tiempos y ya es hora de que, como seres humanos, empecemos a pensar en la posibilidad de mejorar nuestros hábitos a la hora de cuidar de nuestro entorno. Es nuestra responsabilidad social y no podemos ser ajenos a ella. Sería un error del que no nos recuperaríamos en la vida.

Hemos visto, durante la primera oleada de la pandemia del coronavirus, lo que ocurre cuando el ser humano deja de llevar esa rutina que nos caracteriza a todos. El resultado fue que mejoró el estado de salud de nuestra Tierra durante un mes. Aunque al volver a la rutina se notó una barbaridad que había crecido el consumo, es evidente que hay que poner toda la carne en el asador para intentar mejorar el estado de nuestro medio ambiente aunque no estemos en un confinamiento domiciliario. Nadie tiene la menor duda de que es clave que sigamos apostando por cuestiones como estas. De lo contrario, lamentaremos las consecuencias.

Sencillos trucos para cuidar tu sonrisa

Disfrutar de una sonrisa bonita es símbolo de salud y tener una correcta higiene bucodental. Pero tampoco es fácil. Por eso, en este artículo hemos recogido algunos sencillos trucos que te ayudarán a disfrutar de una dentadura bonita y sana. 

· Mantener siempre una adecuada higiene bucodental

Todo el mundo sabe que para tener una sonrisa bonita hay que cepillarse los dientes al menos todos los días, aunque mejor después de cada comida, pero eso no es suficiente. “Como mínimo hay que cepillarse los dientes dos veces al día con pasta con flúor, pero también hay que utilizar hilo dental o usar un cepillo interdental para eliminar la suciedad que se almacena en los huecos que hay entre los dientes”, explican desde la clínica dental Galván Lobo. 

Además, tampoco debes olvidarte de cepillarte la lengua y las encías. Sí, cuando nos cepillamos los dientes a veces se nos olvida, pero es muy importante porque en la lengua se acumulan multitud de bacterias. 

· Utiliza colutorios y elixires bucales 

Como ya hemos dicho anteriormente, hay que cepillarse los dientes y utilizar hilo dental. Pero además, es recomendable usar colutorios o elixires bucales. Estos ofrecen diferentes ventajas y acciones como prevenir las caries y otras enfermedades como la hipersensibilidad. Y también ayudan a tener un buen aliento. 

· Come chicle sin azúcar 

Cuando estés fuera de casa y no puedas cepillarte los dientes un truco es comer chicle sin azúcar. No es lo más conveniente, pero si has comido fuera ya sea en un restaurante o en la casa de un amigo puede ser una opción para eliminar la suciedad de tus dientes y tener además un buen aliento. 

No obstante, sería mejor que llevases un pequeño kit con cepillo y pasta por ejemplo en el coche o en bolso para poder cepillarte tras las comidas cuando no estés en casa. 

· Buenos hábitos y correcta alimentación 

Tener buenos hábitos y una alimentación equilibrada es importante para casi cualquier aspecto de nuestra vida. Y también para la sonrisa y la salud bucodental. Tener una dieta rica favorecerá la salud de tus dientes y también su aspecto. 

Además, no deberías abusar de algunos alimentos que son perjudiciales para los dientes, como el alcohol, las bebidas gaseosas, el café o el té. Y por supuesto, fumar tampoco es bueno para la dentadura. 

Respecto a los hábitos, es importante destacar que una buena hidratación es primordial, tienes que beber mucha agua para disminuir la posibilidad de que las bacterias dañen tus dientes. 

· Acude al menos una vez al año a tu dentista de confianza 

Los profesionales recomiendan al menos acudir una vez al año al dentista, porque ya sabes el dicho popular “mejor prevenir que curar”. Además, si hablamos de salud bucodental no ir nunca al dentista puede generar problemas serios de salud. El periódico online El Español en un completo artículo (que puedes leer aquí) recoge los riesgos de no ir nunca al dentista. Y cuidado, porque por ejemplo, las encías sangrantes o en mal estado pueden destapar problemas cardiovasculares o pulmonares. Por lo que no dejes de lado las visitas al dentista, acude al menos a tu profesional de confianza una vez al año. 

· Cuida tus labios

Hemos dado algunos trucos para tener los dientes sanos, fuertes y bonitos. Pero un aspecto muy importante de la sonrisa son los labios, que a veces descuidamos. Y también hay que cuidarlos. 

Lo más importante respecto a los labios es mantenerlos hidratados para evitar que se sequen y agrieten. Además, especialmente en verano sería recomendable aplicar protector solar. Nadie cuestiona que hay que echarse crema en la piel para no quemarse y evitar contraer cáncer de piel. Pues lo mismo pasa con los labios, hay que protegerlos del sol. Existen bálsamos y vaselinas especiales para los labios con factor de protección, que además de protegerlos los hidratan. 

Pero si no has cuidado lo suficiente tus labios o están agrietados por el frío un consejo es exfoliarlos para eliminar las células muertas. Pero tampoco hay que pasarse con la exfoliación. Lo recomendable es como mucho hacerla una vez a la semana y mejor por la noche, ya que según los expertos es cuando se regeneran las células. 

De esta manera, estos son los principales trucos que debes aplicar en tu día a día para poder disfrutar de una sonrisa bonita, sana y cuidada. Pero nunca deberías olvidarte de acudir a tu dentista de vez en cuando para realizar un chequeo y ante cualquier indicio de enfermedad. 

Las mejores comidas para llevar al trabajo

Si tienes un horario partido en tu trabajo puede que te tengas que llevar comida, ya que no te de tiempo en el descanso a ir a tu casa y comer allí o no tengáis un comedor en el que comprar el almuerzo.

Si tienes que comer en el trabajo y llevarte la comida, muchas veces no se sabe qué elegir para llevarte para que sea fácil de transportar en los tuppers, sea fácil de comer y no te manches. También dependiendo si en tu oficina se cuenta con un microondas para calentar los alimentos podrás llevarte unas comidas u otras, así como si hay nevera para guardar los platos.

No obstante, en este artículo hemos recogido las mejores comidas para llevar al trabajo. Por que son muy fáciles de cocinar la noche anterior, se pueden comer sin dificultad y son fáciles de llevar en tuppers o envases.

Gazpacho

En verano es el primer plato ideal, puedes llevarte este plato y no hay necesidad de calentarlo e incluso lo puedes beber directamente del envase. Además está rico y es muy sano, siempre y cuando sepas escoger en el supermercado. 

“Nuestro gazpacho es ecológico, elaborado con un 96% de hortalizas siendo tomate, pimiento, pepino, cebolla, también llega aceite de oliva virgen extra, sal, vinagre y especias. es sano y perfecto para llevar al trabajo porque no necesita conservarse en frío”, matizan desde la empresa Hida Alimentación, especialista en conservas. 

Así que lo más importante para que sea sano es leer la etiqueta de los productos en el supermercado y en función de tu elección incluso no tendrás que disponer de una nevera para su conservación.    

Cualquier receta de arroz 

Otro plato que es perfecto para llevar al trabajo es cualquier receta de arroz, ya sea con verduras, carne o pescado. El arroz se conserva genial en cualquier tupper y es una comida única, que saciará tu estómago y no tendrás que preparar nada más. 

También puedes preparar arroz blanco como acompañamiento para carnes a la plancha o pescado, ya que se conservará mucho mejor que las patatas fritas. 

Quinoa 

Si estás cansado o cansada del arroz puedes cambiar este ingrediente de tu receta por quinoa. Es una semilla o grano integral que se cultiva en la cordillera de los Andes y que se ha dado a conocer en los últimos años en España. 

Tiene grandes propiedades nutritivas y queda muy bien en las recetas que solemos preparar habitualmente con arroz como puede ser quinoa con verduras, quinoa con pollo… 

Y se conserva estupendamente, incluso se puede comer en frío. Así puede ser una opción diferente para comer en tupper y llevar al trabajo. 

Menestra de verduras

Una menestra de verduras es un plato ideal para comer en el almuerzo. Es sano y además muy ligero por lo que no te producirá ardores cuando tengas que reincorporarte al trabajo tras el descanso. En la menestra quedan muy bien las alcachofas, los guisantes, el calabacín, la zanahoria y la berenjena con unos taquitos de jamón. Pero puedes preparar una rica menestra de verduras con los ingredientes que más te gusten.

Pasta con salsa o en ensalada 

La pasta puede ser una buena opción para llevar en tupper. Te recomendamos que elijas mejor macarrones o pasta rellena como tortellinis o raviolis antes que los espaguetis porque evitarás mancharte al comer. Y nadie quiere trabajar con una mancha de salsa o comida en la ropa. 

Puedes preparar la pasta el día de antes y estará igualmente rica. Además, cualquier salsa puede ser perfecta para la ocasión, ya sea boloñesa, pesto o carbonara. 

También en verano puedes apostar por las ensaladas de pasta, aunque en estos casos es mejor no echar el vinagre y el aceite y llevarlos en sobres para aderezar justo en el momento que se vaya a consumir. 

Ensaladas 

Una opción fresca y saludable pueden ser las ensaladas. Podrás prepararlas con los ingredientes que más te gusten y no se estropeará siempre y cuando sigas los siguientes trucos.

Lleva el aliño separado: para que la lechuga o la propia ensalada no se estropee es mejor que no eches el vinagre y el aceite. Puedes comprar sobres de aceite, vinagre y sal en casi cualquier supermercado y echarlos cuando vayas a comerla. 

Seca bien todo: si lavas la lechuga o los ingredientes tienes que secarlos bien antes de meterlos al tupper para evitar al máximo posible la humedad. 

Coloca la lechuga lo último: cuando vayas a preparar la ensalada es mejor que lo hagas por ingredientes y los metas en el tupper por capas.El mejor consejo a seguir es colocar todos los ingredientes (salvo la lechuga en el fondo), porque por ejemplo si añades tomate o maíz pueden desprender jugos. Así que echa todo y la lechuga encima para evitar que caigan líquidos sobre ella, se reblandezca o estropee o se aplaste. 

Siguiendo estos sencillos trucos podrás disfrutar de una jugosa y fresca ensalada en el trabajo. 

Filetes de carne y pescado a la plancha 

Los filetes de carne y pescado a la plancha son una opción muy rápida y fácil de preparar. El único inconveniente es que se te pueden quedar secos por el paso del tiempo desde su preparación hasta que los vayas a comer, por lo que tienes que intentar que te queden lo más jugosos posible. Los puedes acompañar con unas cuantas verduras o arroz y ya tendrás una comida completa. 

Taboulé o cuscús 

Estos dos platos de origen árabe pueden ser la opción perfecta para llevar a la oficina y estás riquísimos. Los suelen vender ya preparados en los supermercados, pero puedes prepararlos tú mismo en casa. 

El cuscús es un plato cocinado a base de sémola de trigo que también lleva garbanzos, verduras y carne. Tradicionalmente se cocina en un recipiente llamado cuscusera que dispone de un colador encima de la cazuela. Aunque puedes prepararlo con una olla y cocinarlo con los ingredientes que más te gusten. Una manera muy rápida de hacerlo es junto a un sofrito de verduras. 

Mientras que el tabulé es una ensalada, su propio nombre se traduciría como “ensalada sazonada”. Se prepara con trigo bulgur, tomate, lechuga, perejil y zumo de limón como aderezo. 

Sándwich, bocadillo o wrap 

No podemos olvidarnos de la típica comida para un almuerzo rápido y sencillo. El tradicional bocadillo o sándwich, aunque no debería ser tu opción habitual sino más bien ocasional cuando el día de antes no tengas tiempo para ponerte en los fogones o tengas pocos ingredientes en la nevera. 

Con unas rebanadas de pan, una barra o baguette y los ingredientes que tú quieras es suficiente. Puedes optar por el clásico bocata de jamón, el de tortilla de patata, una opción vegetal o con casi cualquier producto que tengas en el frigorífico. 

Además si quieres algo diferente en vez del bocadillo o sándwich puedes hacer un wrap o un burrito. Ambos se preparan con unas tortitas, añades los ingredientes y luego lo enrollas. Los puedes hacer para comer fríos o calientes y son muy fáciles de comer. 

Estas son las recetas ideales por su preparación, fácil conservación y porque son muy fáciles de comer y de fácil digestión, ya que no te ocasionarán ni dolor de estómago ni ardores para que tras la comida no tengas malestar en la oficina. No obstante, dependerá de tus gustos y de las características de tu trabajo: si tienes frigorífico, si hay microondas para calentar la comida, tenéis poco tiempo…